Filosofía y Letras / 23:34

ROJOS Y GRISES

ROJOS Y GRISES

Desde los viejos tiempos de los antiguos griegos hasta el presente ha sido proverbial la alergia que los filósofos han tenido hacia las imágenes. Según se acepta, no es la imagen sino el concepto el objeto de interés de la filosofía. Merleau-Ponty demostró lo contrario. Su interés manifiesto en la obra de los pintores modernos (Cézanne entre otros) le permitió comprender la importancia ontológica que tiene el color, cosa que no había ocurrido nunca antes en obra filosófica alguna. El ojo y el espíritu es el resultado de sus lúcidas reflexiones en esta materia. Rojos y grises se inspira en esa breve y profunda obra de madurez del pensador, tomando de ella algunos fragmentos a modo de sentencias, que se interpenetran y juegan con dos series de imágenes contrastantes de colores: los rojos y los grises, y dos series de piezas musicales, una electrónica, otra mecánica, que las ritman respectivamente.

Música: Pablo Vitalich. Voz: Pierre Andricq. Edición: Pablo Franco. Idea y realización: Edgardo Gutiérrez

RELACIONADOS

ETIQUETAS